I 800 x 600  

Agregar a Favoritos I Suscribirse I Buscador I NewsletterI Comuníquese I Comentarios 

> Página Principal

> ¿Quiénes somos?

> Ed. anteriores

> Teología y literatura

> Teología latinoam.

> Filosofía

> Historia

> Teología contemp.

> Art. de divulgación

> Teología bíblica

> Reseñas

> Semblanzas

> Debates teológicos

> Aforismos

> Links

> Newsletter


Disenado por Argentina Digital©

Paul Tillich: La relación entre teología y cultura

Religión, como preocupación última, es la sustancia que confiere significado a la cultura, y esta es la totalidad de las formas en que se expresa la preocupación fundamental que constituye la religión. En resumen: la religión es el contenido de la cultura, y la cultura es la forma de la religión. Esta consideración previene definitivamente el establecimiento de un dualismo entre religión y cultura. Todo acto religioso, no solo en la religón organizada, sino aun en el más íntimo movimiento del alma, se forma culturalmente.
El hecho de que todo acto de la vida espiritual del hombre se transmita por el lenguaje, oral o gráfico, es prueba suficiente de esa aseveración. El lenguaje es la creación cultural básica. Por otra parte, no hay creación cultural sin que se exprese con ella una preocupación última. Esto es verdadero, no solo en cuanto a las funciones teóricas de la vida espiritual del hombre, por ejemplo, la intuición artística y la captación cognitiva de la realidad, sino también en orden a las funciones prácticas de la vida espiritual, por ejemplo, la transformación personal y social de la realidad. En cada una de esas funciones de la creatividad cultural del hombre palpita una preocupación última. Su expresión inmediata es el estilo de una cultura. Quien pueda interpretar el estilo de una cultura, podrá descubrir su preocupación última, su contenido religioso.

TEOLOGOS©
E-mail: info@teologos.com.ar - Ciudad de Buenos Aires - ARGENTINA
(c) el copyright de los textos es de los autores de los mismos. Se reproducen aquí con fines educativos y sin fines comerciales.
Para leer los artículos debe tener instalado el Acrobat© Reader. Haga click AQUI y baje Acrobat© Reader.